Pastel de crepes con mortadela y tomate

Ingredientes:

300 gr. mortadela Súper Carnelly
80 gr. harina
40 gr. mantequilla
1 ramita albahaca (opcional)
200 gramos de pasta de tomate
2 cdas queso parmesano rallado
1 sobre de Salsa Bechamel
1 Caldo de pollo en polvo
1/2 litro de leche
150 ml de leche
2 huevos

Preparación:

Bate la harina con los huevos, los 150 ml de leche, 1/4 de vaso de agua y 20 gr. de mantequilla derretida y una pizca de caldo de pollo, hasta que quede una pasta fluida. Deja que repose durante 30 minutos. Calienta una sartén antiadherente de 18 cm de diámetro ligeramente untada con mantequilla. Vierte un poco de pasta y cuece la crepe por ambos lados. Repite la operación hasta agotar los ingredientes. Reserva las crepes en caliente.

Prepara la Bechamel siguiendo las instrucciones del sobre, añade el queso parmesano y mezcla bien. Colocar una crepe sobre una fuente refractaria untada con un poco de mantequilla, cúbrela con un velo de bechamel y uno de pasta de tomate. Ponle encima unas hojas de albahaca y unas lonchas de mortadela y repetir las capas hasta agotar los ingredientes.

Introduce en el horno, precalentado a 200º, y hornea durante 20 minutos. Sirve la tarta de crepes decorada con lonchitas de mortadela y unas hojitas de albahaca.

Comparte esta receta:
Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *